Merval: Continua la incertidumbre política y las acciones vuelven a caer

Por Leonardo Guidi de Grupo Carey SA

Tuvimos una semana corta pero complicada en nuestro segmento de renta variable, tal y como ya nos tiene acostumbrados nuestro mercado desde hace cuatro meses y en este caso, las razones de este renovado pesimismo se encuentran principalmente en:

  • El recrudecimiento del conflicto tarifario que golpea a las acciones energéticas.
  • Las acciones bancarias que continúan sufriendo bajas, tanto por la situación política interna como por la situación en Wall Street que por ahora no genera optimismo.
  • APBR que sufrió una fuerte caída luego de que su presidente anunció que congelará el precio del gasoil por 15 días además de reducirlo en un 10%, a causa de lo cual, la empresa dejará de ganar 100 millones de Reales.

El gráfico del Merval, que era alentador hasta la semana pasada ha vuelto a mostrar señales bajistas de corto plazo durante los últimos cuatro días, no sólo por el hecho de que no pudo superar el techo que tenía en los 32.000 puntos, sino además porque está cayendo nuevamente por debajo de la media móvil de 200 ruedas y amenaza así con transformar su movimiento actual en una reversión bajista con objetivo en los 26.000 puntos.

Como bien lo afirma Francisco García Paramés (el Warren Buffett español), “Los buenos trades son los que duelen” y por eso es que me parece importante volver a recordarles que, a pesar del momento de incertidumbre que estamos pasando a causa de la política, los balances de las empresas cotizantes en su mayoría vinieron muy bien y que varias de ellas, como MIRG, TGSU2, ALUA, TXAR, IRSA, SUPV, TRAN, CVH, CEPU y GARO no sólo han demostrado con números que son muy buenas empresas sino que además todavía están cotizando a un precio de oferta y por lo tanto, quienes estén dispuestos a aceptar el potencial ‘dolor’ de estar comprado en un momento como este, donde ninguno de los periodistas que escriben en los medios parece jugársela por las acciones, podrán cosechar en el futuro los jugosos rendimientos que potencialmente estas tienen para ofrecer y que vienen como consecuencia de haber comprado algo por un precio mucho menos de lo que realmente vale.

En definitiva, para que nuestras acciones refuercen la recuperación alcista será necesario que el Merval supere el techo que tiene establecido en los 32.000 puntos y para que no salten nuestras alertas obligándonos a vender posiciones de nuestras carteras, será necesario que el mismo continúe cotizando por encima de los 26.000 puntos.

Wall Street: La recuperación continúa en pausa

A principios de Mayo, gracias a los excelentes datos de empleo y aún mejores datos de inflación, el mercado de renta variable estadounidense experimentó varios días de fuertes subas gracias a las cuales el S&p500 volvió a cotizar por encima de los 2.700 puntos pero durante esta semana, a causa de que Trump puso en duda la posible solución del conflicto comercial con China y a que además suspendió la reunión con el líder de Corea del Norte, las acciones comenzaron a recortar parcialmente lo ganado, dándonos así la señal de que, a pesar de los excelentes números que está mostrando la macroeconomía estadounidense, los grandes inversores continúan siendo muy cautelosos a la hora de comprar y por lo tanto, al igual que sucede en nuestro país, las subas de las acciones se han vuelto mucho más selectivas y ya no sube todo de manera tan indiscriminada como lo hacía hasta Enero.

Aun así, por supuesto, al tratarse de un mercado desarrollado, los movimientos que vemos en los índices estadounidenses son mucho menos volátiles que los que vemos acá ya que, mientras el Merval continúa amenazando con fuertes bajas a causa del mal ambiente político que se respira en nuestro país, el mercado estadounidense está muy lejos de iniciar una tendencia bajista y por lo tanto, esta pausa bien puede ser una gran oportunidad de compra para quienes se animen a entrar.

En el segmento de tasas, lo que vimos esta semana fue una leve baja en la TIR de los bonos más largos pero como el spread entre el rendimiento del bono a 10 años y el bono a 3 meses continúa siendo mayor al 1% podemos quedarnos tranquilos ya que, por ahora, los inversores consideran que la economía estadounidense continuará mostrándose sólida y se mantendrá en crecimiento.

Para ver más análisis detallados de acciones e índices haga  click acá