Merval: la selectiva rotacion mantiene a nuestro mercado en los records

Por Leonardo Guidi de Grupo Carey SA

Desde que en Diciembre el índice Merval inició la tremenda suba acelerada de precios que todavía se mantiene vigente, la teoría financiera nos dice que un periodo tan fuerte de suba debe necesariamente ser seguido de una toma de ganancias que descomprima la presión alcista que hay sobre los precios y que calme un poco las expectativas de los inversores ya que, de lo contrario, entraremos en lo que famosamente Alan Greenspan llamó “la exuberancia irracional de los mercados” y terminaremos con precios de acciones muy alejados de sus fundamentos y con inversores muy heridos cuando dicho desfasaje de precios efectivamente se corrija.

Teniendo en cuenta que todavía no hemos visto ni siquiera el asomo de una toma de ganancias y que el índice Merval está terminando una semana en la cual llegó a subir más de 1.000 puntos en tan solo un día (como sucedió el pasado miércoles) los sentimientos que nos genera esta situación son bastante contradictorios ya que, por un lado, podemos pensar que la toma de ganancias es inminente y debido a eso terminar vendiendo precipitadamente nuestras acciones o, por el contrario, creer erróneamente que no habrá tal toma de ganancias de tal manera que continuemos tomando riesgos y de manera creciente que muy probablemente provocará que salgamos muy heridos cuando la baja efectivamente venga (y la historia nos dice que vendrá).

Para no cometer ninguno de esos dos errores, la conducta que debemos asumir es la siguiente: elijamos buenas empresas que pertenezcan a sectores a los que sabemos que les irá bien durante el 2018, como pueden ser el sector bancario, gasífero, eléctrico y el inmobiliario (sobre el sector petrolero todavía tengo algunas dudas) y analicemos el movimiento de sus precios en el mercado de tal manera que detectemos cuáles son las estructuras técnicas que están desarrollando para que así podamos establecerles pisos y techos claros dentro de los cuales vamos a operar, comprando y vendiendo, según sea nuestra estrategia.

Como pueden ver, lo que debemos hacer es muy simple aunque no es sencillo ya que requiere de nuestra parte esfuerzo y dedicación para analizar las acciones y las empresas que nos interesan.

Si miramos el gráfico comprobaremos que el índice Merval se encuentra en este momento en la parte superior del tercer canal alcista que viene desarrollando en menos de un año mientras que se acerca velozmente a la zona de los 36.000 puntos en la cual se encuentra el techo del mismo y en donde seguramente tendremos definiciones importantes ya que, si la presión alcista que está moviendo aceleradamente a nuestro mercado se mantiene, seguramente el canal será quebrado al alza como ya sucedió con los dos canales anteriores pero, si efectivamente la presión alcista y las expectativas de los inversores se relajan un poco, es posible que veamos finalmente el inicio de la toma de ganancias que el mercado está necesitando y que no realiza desde el pasado mes de Noviembre como consecuencia de las elecciones legislativas.

Suceda lo que suceda, lo importante es que no nos asustemos si el mercado baja ya que es algo normal e incluso necesario en contextos de mucha euforia donde por momentos parece que los inversores pierden la racionalidad así que, si estamos actualmente comprados, vigilemos nuestros stop loss en caso de baja y aprovechemos cada una de ellas como oportunidad de compra ya que nuestro mercado en 2018 va a volar (de hecho ya lo está haciendo) y por lo tanto, repito, sería una lástima que nos quedemos afuera de toda esta suba por miedo a sufrir con una baja de corto plazo que se produce dentro de un mercado alcista de largo plazo.

Esta semana la acción que más empujó al Merval fue, por supuesto, APBR, gracias a su alta ponderación, aunque también tuvimos excelentes rendimientos en AGRO, EDN y DGCU2 (que ya ha subido más de un 50% en el año) mientras que las acciones bancarias parecen haberse
tomado un descanso y en el resto de los sectores parece haber comenzado una
selectiva rotación que impulsa al alza algunos papeles en desmedro de otros que
han subido mucho durante las semanas previas.

Seguimiento de la cartera sugerida para 2018

La imagen anterior nos muestra que la cartera sugerida continúa ganándole al índice Merval pero cada vez por un porcentaje menor y la razón de esto es obvia: esta semana las acciones petroleras han subido mucho y ninguna de ellas está incluida en la cartera.

En base a que esta cartera tiene un rebalanceo mensual y a que, por lo tanto, podré realizar cambios en ella durante la semana que viene, es necesario que revise el comportamiento de dos acciones en particular con el objetivo de continuar ganándole al Merval mediante esta estrategia que consiste simplemente en comprar un 50% de acciones con fuerte Momentum y un 50% de acciones de valor:

  • VALE parece estar agotando momentáneamente su suba de precios ya que de hecho ni siquiera reaccionó favorablemente a la condena de Lula como sí lo hizo APBR que reaccionó fuertemente al alza y subió más de un 10% en un día.
  • CRES es la más floja de la cartera, sin lugar a dudas y la razón de esto se debe a un problema de endeudamiento que tiene una de las empresas adquirida por CRES (llamada IDBD) que evidentemente está provocando que los inversores la penalicen en el mercado pero de todas maneras CRES es, sin lugar a dudas, una empresa subvaluada a la cual debería darle otra oportunidad.

Dicho esto, durante la semana que viene venderé la tenencia de VALE y al dinero lo distribuiré entre TRAN y CEPU ya que ambas son acciones que tienen tanto Momentum como Valor y por lo tanto, haciendo esto no solo reduciré el número de activos en la cartera (ya que considero que nueve activos es mucho) sino que además invertiré el dinero en dos empresas que me generan mucha confianza, que están subvaluadas y que tienen un potencial enorme para 2018.

A CRES la voy a aguantar al menos un mes más debido a que es una empresa que tiene mucho valor latente y que está siendo penalizada en el mercado por un problema puntual que seguramente será resuelto durante este año.

En el caso de que no les guste ninguna de las acciones de la cartera y que estén buscando acciones a buenos precios para comprar, las únicas que podría sugerirles en este momento son SUPV, CTIO, BYMA y VALO.

Para ver más análisis detallados de acciones e índices haga click acá